¿Cómo se puede mejorar la eficacia de los tratamientos fitosanitarios gracias a los datos meteorológicos?

27 noviembre 2023

¿Quieres optimizar los tratamientos fitofarmacéuticos?

Todo empieza por conocer bien la meteorología de tus terrenos. Aprende a detectar las mejores franjas horarias meteorológicas para limitar tu consumo de insumos y reducir tu indicador de frecuencia de tratamiento.

¿Cuáles son las condiciones meteorológicas óptimas para aplicar tratamientos adecuadamente?

Para decidir si tienes que aplicar tratamientos o no, es esencial tener en cuenta la meteorología, pero antes de nada, repasemos lo básico. Veamos algunas recomendaciones para maximizar la eficacia de los tratamientos.

¡Empecemos!

1. Mejor cuando no sople mucho viento

El viento es un elemento agrometeorológico que es importante tener en cuenta si quieres pulverizar.

Un viento demasiado intenso podría llevarse las gotitas antes de que alcancen a la planta. Por eso, se desaconseja totalmente aplicar tratamientos cuando el viento supera los 19 km/h. Así se evitan los efectos de deriva en los bordes del campo para proteger a los vecinos y al medio ambiente.

Además, el viento puede desecar las superficies foliares, lo que disminuye la capacidad de absorción de la planta, por lo que es preferible aplicar tratamientos cuando el viento sople a una intensidad de entre 0 y 2 grados en la escala de Beaufort.

Grado Beaufort

Efecto del viento

Velocidad del viento

Condiciones

0

El vapor sube verticalmente

Menos de 1 km/h

Ideales

1

El vapor se desvía

1-5 km/h

Ideales

2

Las hojas tiemblan

6-11 km/h

Ideales

3

Las banderas se despliegan

11-19 km/h

Posibles

4

El viento levanta el polvo y las hojas de papel

20-27 km/h

Desfavorables

Suivez le vent sur vos parcelles en temps réel pour ajuster vos traitements.

En caso de aplicar tratamientos con vientos superiores a los 15 km/h, es mejor pulverizar con gotitas de mayor diámetro (menos sensibles al viento) para limitar los riesgos de deriva. También puedes basarte en la lista de métodos recomendados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, como los paneles recuperadores.

¿Cómo se puede medir con precisión el viento de un terreno?

Con el anemómetro conectado de Weenat, podrás consultar en directo la velocidad media del viento, su dirección y las rachas desde tus terrenos.

 

2. Evita las altas temperaturas

Es mejor intervenir cuando el mercurio se encuentre entre los 12 °C y los 25 °C. Aplicar tratamientos con temperaturas elevadas puede resultar problemático por dos razones.

En primer lugar, las altas temperaturas aumentan la velocidad de desecación de las gotas, por lo que solo una parte del producto alcanzará la planta antes de evaporarse.

La temperatura también influye en la receptividad del cultivo.

«Cuando sube la temperatura, la transpiración acelera la circulación de la savia», explica la Cámara de Agricultura de Borgoña (Francia). «Pero en caso de altas temperaturas, las plantas frenan el proceso cerrando sus estomas para protegerse y la materia activa tiene más dificultades para penetrar y circular por los vasos conductores, lo que puede provocar una acumulación en la planta y, por lo tanto, fitotoxicidad o quemaduras».

3. Mejor cuando haya mucha humedad

Independientemente del producto utilizado en los tratamientos, es mejor aplicarlo cuando la humedad sea muy alta. ARVALIS (un instituto técnico francés de investigación) estima que la humedad óptima para un producto foliar es del 80 %.

Cuando la humedad relativa es inferior al 60 %, las gotas finas podrían evaporarse antes de que la planta absorba el producto. En cambio, cuando es superior al 95 %, el producto gotea como después de llover.

La humedad no influye directamente en la eficacia de los productos de raíz y de contacto, pero limita la volatilización de las gotitas.

En cambio, sí que influye directamente en la eficacia de los productos sistémicos. Para que actúen, tienen que atravesar la cutícula de las hojas, una membrana compuesta por depósitos sucesivos de cera y una capa de ácidos grasos hidrófobos con la que la planta conserva su humedad.

Por lo general, dicha membrana es impermeable y actúa como una barrera natural para proteger la planta, pero cuando las temperaturas son suaves y la humedad supera el 60 %, la cutícula se dilata. Entonces, el producto penetra en la planta mucho más fácilmente, lo que refuerza su eficacia.

4. Comprueba que no vaya a llover

Es la pesadilla de todos los agricultores: terminar de aplicar un tratamiento y tener que volver a empezar al día siguiente porque una lluvia fuerte lo arrastra antes de que la planta pueda absorberlo, es decir, una pérdida total de tiempo y dinero.

En función del tipo de producto empleado, se necesitan entre 2 y 6 horas para que la sustancia haga efecto. Para evitar aplicaciones inútiles, consulta el pronóstico del tiempo. Por ejemplo, con el radar de lluvia de Weenat podrás visualizar de un vistazo los movimientos de lluvia cercanos a tus terrenos.

El secreto para medir la temperatura, las precipitaciones y la humedad de tus terrenos

Tres mediciones en un solo sensor: la estación meteorológica conectada de Weenat es la herramienta perfecta para conocer los datos meteorológicos de tus terrenos en tiempo real.

5. Comprueba si hay rocío

La humectación foliar desempeña un papel determinante en la aparición de ciertas enfermedades criptogámicas, como el mildiu, el oídio o la sarna del manzano. Además, también influye en la eficacia de los tratamientos fitofarmacéuticos.

Algunos productos se aplican sobre follaje seco y otros sobre follaje húmedo. Si compruebas la humectación foliar en directo, podrás determinar mejor cuándo empezar y terminar un tratamiento.

¿Cómo se comprueba la humectación del follaje?

Solución: el sensor de humectación foliar conectado de Weenat.

Le capteur d'humectation foliaire Weenat mesure l'humectation en temps réel.

¿Cuál es el mejor momento del día para aplicar tratamientos?

¿Es mejor por la tarde, por la noche o por la mañana? Cada agricultor parece tener su propia respuesta a esta pregunta.

Sin embargo, sí que parece existir un consenso sobre cuándo es el peor momento. Un sondeo que ARVALIS (un instituto técnico francés de investigación) realizó en 2012 preguntando a 1000 agricultores reveló que el 93 % de ellos no pulverizan a primera hora de la tarde.

«El mejor momento para aplicar tratamientos es cuando se reúnen todas las condiciones para que sean eficaces. En función del momento del año, ese momento no necesariamente será siempre el mismo. No hay recetas milagro», explica Pierre Giquel, ingeniero agrónomo de Weenat.

Normalmente, con la humedad y las temperaturas del invierno, los tratamientos se pueden aplicar durante el día, pero las cosas se complican en verano. Las condiciones para aplicar tratamientos no se cumplen casi nunca durante el día a causa de la baja humedad y las altas temperaturas. Por ello, hay que esperar a última hora de la tarde o a la noche para alcanzar una humedad y unas temperaturas favorables.

No obstante, después de un episodio de altas temperaturas, la planta se encuentra aún bajo los efectos del estrés térmico del día. En ese caso, se necesita tiempo para que la cutícula se rehidrate y sea permeable de nuevo. Por ello, el producto tendrá más eficacia si se aplica al final de la noche o de madrugada, antes de que la temperatura aumente de nuevo.

Weephyt, para tratar teniendo en cuenta el tiempo

Para ayudar a los agricultores a aplicar menos tratamientos y mejor, Weenat ha diseñado Weephyt, una herramienta fácil de usar para maximizar la eficacia de los tratamientos.

¿Sopla demasiado viento? ¿Llueve mucho? Weephyt te indica cuál es el mejor momento para intervenir en tus terrenos. Para ello, se basa en la normativa y los datos previstos de temperatura, humedad, precipitaciones y viento. Las recomendaciones de Weephyt también se adaptan al tipo de tratamiento empleado: contacto foliar, de raíz, sistémico o fungicida.

Los resultados se muestran por tramos horarios. Al seleccionar una franja horaria específica para un tipo de pulverización, te indica si la pulverización es ideal, posible o adversa.

Weephyt indique le meilleur moment pour un traitement en fonction des prévisions météo locales.

Utiliza las recomendaciones de la herramienta de asistencia a la toma de decisiones Weephyt para justificar tus intervenciones, optimizar la organización de tus operaciones de pulverización y maximizar la eficacia de los tratamientos.

«En la explotación tenemos dos empleados. Uno de ellos se ocupa de la pulverización. Por la mañana, se levanta muy pronto y, gracias a la aplicación meteorológica que Weenat ha desarrollado para los agricultores, puede saber con precisión si merece la pena desplazarse. A veces, ocurre lo contrario: quizá no haga falta ir al trabajo tan pronto porque las condiciones no se cumplen», afirma Stéphane Dahirel, productor de grandes cultivos y ganadero de pollos de carne del departamento de Morbihan (Francia).

Criterios de gestión de Weephyt

La siguiente tabla resume los criterios de cálculo de Weephyt. Básate en estas buenas prácticas para impulsar la eficacia de los tratamientos fitofarmacéuticos.

Prueba la aplicación de Weenat gratis y sin límite de tiempo

Optimiza tu estrategia de protección de cultivos, mejora las fechas de aplicación y protege tu cosecha.

Últimos artículos

Consejos para instalar la sonda tensiométrica

Consejos para instalar la sonda tensiométrica

Para ahorrar agua, dinero y tiempo, no hay nada mejor que regar con precisión
Para obtener resultados reales, hay que instalar bien la sonda tensiométrica, porque de lo contrario, dará datos de mala calidad. Y si te basas en datos incorrectos, estarás corriendo el riesgo de tomar malas decisiones.

leer más

📩 ¡No se pierda el boletín de Agro-Météo!

Cada 2 meses, encontrará un compendio de consejos y noticias que le ayudarán a comprender mejor el impacto de la meteorología en sus cultivos. ¡Suscríbete ahora! 👇